LA OPRESION

 Por. Siervo de Dios. J. Eduardo Sandoval

 

La opresión es el acto de oprimir, sofocar, presionar, someter, ya sea a una persona, o a una comunidad, se puede decir que hay dos clases de opresión. La opresión social y la opresión maligna.
La opresión es la sensación de estar sofocado, La opresión hace que las personas se sientan reprimidas, humilladas, donde no pueden hacer lo que necesitan o tienen ganas, ya que son víctimas de la opresión, por parte de su pareja, del jefe en su trabajo, conocidos, del gobierno (una dictadura militar), de manifestantes. no confundir con presion.

 

La Opresión Espiritual, Maligna

 

La opresión espiritual, es la influencia de espiritus, el demonio actúa en el cuerpo o alma de las personas, haciendo que estas sufran algún desorden o dolor, aparecen disturbios emocionales que nunca había tenido o aparecen comportamientos desconocidos. hay casos donde la pesna ha vivio lagos anos con ello y le toman como algo natural o parte de su vida, lo cual no es correcto ni favorable para una vida de paz.


La Opresión demoniaca es la obra que hace el enemigo, dentrode su oficio esta el inducir a pecar, no oror, no querer buscar de Dios, negar la Palabra de Dios, sentirnos espiritualmente muertos y estar atados a cosas pecaminosas. Esta obra opresiva y peligorosa, llevada a cabo por demonios, que son ángeles caídos que resisten a Dios y que pecaron al abandonar su propia morada.

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;”). Judas 6

Ellos hacen guerra contra Dios, contra la creacion y también contra los creyentes. El objetivo de ellos es traer tantas personas como sea posible a rebelarse contra Dios y a ser condenados en el infierno.


La opresión demoníaca se puede experimentar de formas diferentes:

Dolencias físicas tales como: Insomnio, pesadillas constantes, desanimo, depresion, fuerte ansiedad, auto-mutilación, adicciones y enfermedades físicas.
Muerte espiritual que incluye: Apatía e ira hacia Dios, interés en los sistemas religiosos falsos o todo lo que invita a desarrollar su yo, como metafisica, yoga. 

Trastornos emocionales tales como: Constantes explosiones de ira, altibajos en niveles emocionales, depresion, constante auto justificación, temor, desesperanza, fijaciones anormales, etc.
Dificultades económicas como: Presiones financieras constantes e inusuales. Algunas veces muchas cosas salen mal al mismo tiempo y esto nos causa esfuerzos financieros.


Claro está que debemos ser cuidadosos al pensar y/o declarar que cada cosa negativa que experimentamos es debido a la opresión demoniaca. Algunas veces, las dolencias físicas pueden ser causadas por una mala alimentacion como tambien por falta apropiada en el descanso, gérmenes o enfermedades.

La muerte espiritual puede ser debida a problemas físicos, y algunas veces por nuestra falta de madurez espiritual lo que puede complicar nuestro entendimiento de los planes de Dios dando como resultado el que no seamos capaces de confiar en sus promesas o no sabemos descansar en Él. Muchas veces las personas no sufren de opresión demoníaca; lo que sucede es que ellas no pueden controlarse a sí mismas, su ira, o su lujuria, su actitud.

Y en cuanto a nuestra situación financiera, ser diligentes siendo buenos administradores y tenemos que ser cuidadosos en no gastar más de lo que ganamos para terminar echándole la culpa de nuestras dificultades financieras a fuerzas demoníacas.


El orar a diario y usar versiculos como "De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo." Lucas 18.18.

Los hijos de Dios tenemos autoridad para atar y reprender al enemigo en el nombre del Senor Jesus, para resistir, anular y expulsar al maligno garantizándonos la victoria final en Cristo. Pero algunas veces, Dios permite que nos sucedan cosas, aún, ataques demoníacos para probar nuestra fe y para purificar. Recuerde, que en todas nuestras luchas debemos ser fieles y creer en el Señor. Así que, y antes de asignarle cualquier cosa a la opresión demoníaca, asegurémonos que descansemos lo suficiente, comamos correctamente, haciendo ejercicio y que estemos trabajando para controlar nuestra conducta emocional, vigilar si nos estamos automaldiciendo, o hablamos negativamente. Entonces, y después de orar, sería aconsejable considerar la opresión demoniaca si las cosas en su vida son inusualmente complicadas. Puede ser necesesario aplicar lberacion.

Datos: Hechos 10.38
Eclesiastés. 4:1
Ecl. 5:8
Ecles. 7.7
Is. 38.14 salmo 9.9 salm 17.9 salm 53.3 salm 72.4 salm 107.39 salm 119.121 119.122 salm 119.134 salm 14.2 Is. 16.4 salm 55.3 Is 54.14 Jerem 30.20. Ezq. 46.18 Salm 146.7

1) El deseo compulsivo en blasfemias contra Dios.
2) Un rechazo a la Biblia, incluyendo un deseo de romper o destruirlo.
3) pensamientos compulsivos de suicidio o asesinato.
4) Sentimientos de profunda amargura y el odio hacia los demás sin razón: Judíos, otras razas, la iglesia, fuertes líderes cristianos.
5). Cualquier tentación compulsiva que tratan de que la fuerza a los pensamientos o el comportamiento que usted realmente no quiere hacer o pensar.
6) Compulsivos deseos de romper personas inferiores, incluso si esto significa que se perjudica al hacerlo. . Vicios por la lengua.
7). Terrorífico sentimientos de culpa, incluso después de la confesión sincera que hace para el Señor. .
8) Ciertos síntomas físicos que pueden aparecer de repente salir rápidamente y no hay razón física o fisiológica. Sensación de asfixia. Dolores que parecen moverse y para los que no existe una causa médica. Los sentimientos de opresión en la cabeza o los ojos. . Mareos, desmayos, convulsiones
9) Profunda depresión y abatimiento.
10) Aumentos repentinos de ira violencia, la ira incontrolable, o sentimientos hirvientes de hostilidad.
11). Terrorífico duda de la salvación a pesar de que una vez conocieron la alegría de la salvación.
12). Las convulsiones de pánico o miedo de que otros es terrible.
12). Sueños o pesadillas que son de carácter horrible y muchas veces... recurrentes.
13). sueños clarividentes que incluso pueden hacerse realidad más a menudo demoníaca.
14) Anormales o pervertidos deseos sexuales.
15). Preguntas y desafíos a la Palabra de Dios.
16) El sueño o trastornos de la alimentación sin causa física. .
17) La mayoría de las compulsiones y obsesiones.
18) La rebelión y el odio a la autoridad.
19). Raro pensamientos aterradores que parecen venir de la nada y no puede controlarlos.
20). La fascinación por el ocultismo.
21). Participación en actividades delictivas.
22) Extremadamente baja imagen de sí mismo (indigno, un fracaso, no es bueno - una constante debilitamiento de la propia identidad).
23) Constante confusión en el pensamiento (a veces gran dificultad para recordar cosas).
24) Incapacidad de creer (incluso cuando la persona quiere).
25) Burlarse de pensamientos y blasfema contra la predicación y enseñanza de la Palabra de Dios.
26) - percibir enojo, hostilidad, en otros, cuando no existe realmente - ver solamente juicio en las Escrituras.
27) Horribles pesadillas que causan miedo (frecuentemente con imágenes demoníacas).
28) Pensamientos violentos (suicida, homicida, el fomento de auto-abuso, etc.)
29)El odio y amargura hacia otros sin motivo justificable
. 30) Tremenda hostilidad o miedo al encontrarse con alguien involucrado en la obra de liberación.
31) Sentimientos de ser observado o sentir una presencia maligna.
32) Profunda depresión y abatimiento (frecuente y en ocasiones importantes).
.33) miedos irracionales - ataques de pánico - fobias. .
34) Irracional ira -
35) La culpa irracional - auto-condena al extremo.
. 36) Deseo de hacer lo correcto (incapacidad para llevarlo a cabo).
37) Personalidad y actitud cambios repentinos (contrastes severos - parece esquizofrénico) El trastorno bipolar.
38) Una fuerte aversión hacia la lectura de las Escrituras y la oración (especialmente uno a uno).
.39) Un semblante oscuro (mirada acerada hoja en los ojos - contracción de las pupilas - a veces, rasgos faciales contorsionarse o cambia - a menudo la incapacidad de mirar a su nombre.
. 40) Mentir, exagerar, o robar compulsivamente (a menudo se preguntan por qué).
41) El abuso de drogas (especialmente cuando hay alucinaciones demoníacas).
.42) Comida obsesiones - la bulimia, la anorexia nerviosa.
43) Compulsivo pecados sexuales (especialmente perversiones).
.44) risa o llanto irracional.
45). La violencia irracional - compulsión de lastimarse a sí mismo y / oa otra persona
46Repentina para hablar de una lengua no conocida anteriormente (a menudo una lengua étnica de los antepasados).
47) Reacciones al nombre y la sangre de Jesucristo (verbal o por medio del lenguaje corporal).
48) inquietud extrema (sobre todo en un ambiente espiritual).
49) Incontrolable de corte y burlándose de la lengua.
50). Lenguaje vulgar y sus acciones.
51) Pérdida de tiempo (de minutos a horas - terminar en algún lugar, sin saber cómo llegó allí - regularmente haciendo cosas de las que no hay memoria).
52) Sueño extremo alrededor de las cosas espirituales.
53. Demostración de habilidades extraordinarias (ESP o Telekinesis).
54) Se oyen voces en la mente (se burlan, intimidan, acusan, amenazan o negociar
55) Voz - se refiere a él en tercera persona.
56) Experiencias sobrenaturales - fantasmas, movimiento o desaparición de objetos, y otras manifestaciones extrañas.
57) Ataques (demasiado tiempo y / o regulares también).
58) Dolor (sin explicación justificada - especialmente en la cabeza y / o el estómago).. 59) Pérdida de conocimiento..
60) dolencias físicas a menudo se pueden aliviar de inmediato por un comando de la autoridad espiritual (es decir, convulsiones epilépticas, los ataques de asma, dolores varios).
61). la interferencia con las funciones corporales súbita (temporal) - zumbido en oídos, incapacidad para hablar o escuchar, dolor de cabeza repentino e intenso, hipersensibilidad en el oído o el tacto, escalofríos repentinos o calor abrumador en el cuerpo, entumecimiento de brazos o piernas, parálisis temporal.

Nota: Algunos síntomas pueden no indicar la opresión demoníaca ... pero estos son síntomas muy comunes De ataque demoníaco .. . hagase una liberacion .Después de todo no hay realmente nada que perder, al hacerlo, excepto el orgullo. En caso de duda... échelo fuera.

Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí? ¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?. Salmo 42:9
Ahora, Dios no se había olvidado del salmista, pero él creyó que así había sido. No todo lo que creemos y sentimos es cierto, sobre todo cuando estamos pasando por momentos difíciles.
Cuando usted no siente que Dios está con usted no es cierto, Dios siempre está a nuestro lado.


Pero existe un espíritu que opresiona, que aflige, que te deprime y el salmista se dejó enlutar por la opresión del enemigo porque no entendía.
Cuando el enemigo té opresiona, te enluta, entonces te hace desfallecer, pero yo vengo esta noche para decirte que ataques ese espíritu de opresión.
Usted no tiene que ser perfecto para ser espiritual, Dios te usa tal y como eres con tus defectos y errores. Lo que pasa es que muchos quieren hacer las cosas para Dios cuando las puedan hacer perfectas.


No se deje opresionar, no se deje enlutar. La palabra dice en el Salmo 18:29 Contigo desbarataré ejércitos, Y con mi Dios asaltaré muros.
El diablo viene para oprimirte, deprimirte, para quitarte la fuerza y vaciarte.....comience a atacar esa opresión, ese sentimiento de depresión de desánimo. Y más bien comience a deprimir al diablo, a desanimarlo, ¿cómo? con oración, con intercesión, con danza, con guerra espiritual, con alabanza.
Usted no tiene que andar enlutado por la opresión del diablo, recuérdele quien está dentro de ti.


Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4
Oprimir es apretar, por eso el diablo quiere apretarte, no porque te ama, sino porque te odia.
Salmo 42:10 Como quien hiere mis huesos, mis enemigos me afrentan, Diciéndome cada día: ¿Dónde está tu Dios?.
Cuando usted ora por algo y aparentemente no hay respuesta viene el diablo y te dice ¿dónde está tu Dios? y se burla de ti.
Verso 11 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.

Por eso espera en Dios.


1- Reconoce la opresión por lo que es, un ataque del diablo.
2- Rebelece contra la opresión, no se quede tranquilo.

Recuerde que la opresión viene para vaciarte, para paralizarte. La opresión deprime, debilita porque son palabras y la fe viene por el oír.
Muchos creyentes se sienten cansados pero no por falta de sueño, ni comida, es un problema espiritual.
Cuando estás deprimido lo peor que puedes hacer es quedarte en la casa, ese es el mejor momento para alistarte y venirte a la cadena de intercesión, a escuchar la palabra y liberarte de todo ataque.

Ahora, no le estamos dando importancia al diablo al hablar de la opresión porque la verdad es que muchos creyentes pasan por allí y creen que ignorando ese estado van a tener victoria, no podemos ignorar las maquinaciones del diablo.
Déjese de ese positivismo estúpido de que porque eres creyente no vas a pasar por el día malo. Le dicen a uno que no hable tanto del diablo, yo no estoy hablando del diablo, lo estoy desenmascarando.

La opresión te debilita y te oprime, por eso tienes que ser responsable con tu vida cristiana, tienes que tener tiempo en la oración, en la lectura de la palabra, ayunar, venir con regularidad a los cultos, a las cadenas de oración. Un creyente que vive orando el diablo no tiene oportunidad para derrotarlo en la opresión.

Hay muchos creyentes de guerra que hoy están apagados, deprimidos, opresionados.
3- La opresión te entristece.
4- La opresión te silencia.


Por eso cuando estás bajo opresión no puedes alabar a Dios, no puedes danzar, no quieres levantar las manos, té quedas sentado en medio de la alabanza porque estás bajo opresión.
Si el diablo logra paralizar tu boca te agarró porque con tu boca tu confiesas.
Salmo 137:1-4 Junto a los ríos de Babilonia, Allí nos sentábamos, y aun llorábamos, Acordándonos de Sión. 2 Sobre los sauces en medio de ella Colgamos nuestras arpas. 3 Y los que nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos, Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo: Cantadnos algunos de los cánticos de Sión. 4 ¿Cómo cantaremos cántico de Jehová En tierra de extraños?.


Estaban bajo opresión, tristes, enlutados, era la opresión de la esclavitud, del cautiverio espiritual y físico.
Hermano el diablo quiere callarte la boca, quiere silenciarte, que tu no puedas alabar, cantar a Dios.
No ves que el poder de la libertad, de la prosperidad, del gozo esta en la lengua.
Por eso usted oye los creyentes decir que no cantan cuando se sienten mal porque si lo hacen serían hipócritas. Pero el problema es que la mayor parte de los sufrimientos del creyente se deben a su vida de pecado y no porque le están sirviendo a Dios.

5- La opresión impide el fluir de la unción en nosotros.
Eso sucede porque estamos bajo un peso, abatidos o acongojados.


Eclesiastés 4:1 Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador.
Y la fuerza está en la mano del opresor porque a muchos de nosotros se nos olvida I Juan 4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.


No permita que la fuerza esté en la mano del opresor, oprímalo usted a él, usa la autoridad.
No importa cuanto el diablo quiera oprimirte, Dios tiene un propósito contigo y entre más el diablo oprima vamos a levantarnos.
La voluntad de Dios es que usted oprima al diablo, que oprimes a tu opresor.
Lucas 10:19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.
Enójese con el diablo, indígnese contra el enemigo de tu alma, de tus finanzas, de tu salud, de tu prosperidad.
Y ahora aquí tenemos una promesa de Dios para todos los que se sienten oprimidos.
Salmo 12:5 Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, Ahora me levantaré, dice Jehová; Pondré en salvo al que por ello suspira.
Jehová se levantará contra todos tus enemigos, Jehová se levantará porque siempre está contigo. No importa las circunstancias, en Dios tengo mi confianza.
Pero Dios no se levantará hasta que usted no se enoje, pero si se queda allí en ese estado de conmiseración nada va a pasar. Más bien el diablo se ríe de usted.
Opresión Física


a. Una Mirada Vacía. Una persona que está bajo la opresión del poder del maligno muestra muchas veces una mirada vidriosa y vacía.
b. Estado De Síncope Prolongado. Algunas veces las personas caen en un síncope prolongado (éxtasis). Sus ojos están cerrados y cuando los abren, usted nota que los globos de sus ojos se corren hacia atrás, mostrando la parte blanca del globo.
c. Tiene Una Fuerza Extrema. Así como el hombre Gadareno poseído del demonio (Mr 5:3, 4), aun la más tímida e inofensiva ama de casa puede convertirse en un ser tan fuerte como un toro, y actuar violentamente si los poderes demoníacos están en su vida.
d. Disturbios Intestinales. Algunas personas padecen de disturbios orgánicos, especialmente en la región estomacal. Por ejemplo, "algo" se moverá fuertemente hacia arriba y hacia abajo en el estómago de la persona.
e. Reacciones Extrañas. Los niños reaccionan raramente bajo la influencia de una fuerza demoníaca. He visto niños bajo el poder del ‘dios mono', estiran sus rostros para asemejarse a la de un mono, y brincan para arriba y para abajo sobre las mesas y las sillas.
f. Alta Tensión Sexual. Muchas personas bajo opresión demoníaca experimentan alta tensión sexual.
g. Sensación De Sofocación. Cuando un espíritu inmundo está activo, la víctima puede sentir la sensación de estrangulación o sofocación o tensión alrededor del área pectoral.
h. Sonidos Vocales. Los espíritus malignos pueden toser, estornudar, hablar, reír, amenazar, llorar, suplicar, mentir, etc. (Lea Marcos 5:5, 7, 9, 10.)
i. Resistencia Activa/Pasiva. El espíritu del mal en la persona, puede hacer que caiga al suelo y actúe como si estuviera muerta. También puede maldecir, gritar o reírse del creyente.
Nota: Éste es un intento de Satanás para desanimarle y hacerle dudar de su autoridad en Cristo por sobre su poder (lea Lucas 4:35; Lucas 9:39 y Marcos 9:18, 20, 26). ¡Ignore esto y use su autoridad en Cristo!
j. Acciones Violentas. Puede que traten de morder, arañar, patear o golpear. Recuerdo acerca de no tratar de lanzar fuera demonios con sus ojos cerrados. El endemoniado le puede asestar un fuerte golpe.
k. Malos Olores. A veces el endemoniado suelta unos olores sulfúreos.


2. Emocional


a. Depresión. Una persona que está bajo el poder de un espíritu del mal a menudo se siente deprimida y abrumada con pensamientos de suicidio. [El rey Saúl, "…le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová… Entonces tomó Saúl su propia espada y se echó sobre ella" (1 S 16:14; 31:4).]
b. Culpa. Tales personas a menudo son atacadas por pensamientos de culpabilidad, implacabilidad y amargura. Note a Simón, quien tenía un espíritu de adivinación: "Porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás" (Hch 8:23).
c. Temperamento Violento. Algunas personas poseen un temperamento violento y se enojan fácilmente. "Y el espíritu malo de parte de Jehová vino sobre Saúl… Y Saúl procuró enclavar a David con la lanza a la pared… y David huyó, y escapó aquella noche" (1 S 19:10).

3. Confusión Y Conflicto Intelectual

Las personas que padecen de opresión demoníaca a menudo sufren de conflictos mentales y confusión. "En los cuales el dios de este siglo cegó [del griego = poroo, rendir como estúpido o necio] el entendimiento de los incrédulos…" (2 Co 4:4).

4. Espiritual


a. Resistencia A La Palabra De Dios. Usualmente hay una resistencia presente, en tal persona, hacia la Palabra de Dios y la oración.
b. El Acto De Ver A Los Demonios. Algunas personas en África dicen que ven "al hombrecito pequeño", al llamado "tikoloshe".

B. AYUDA PRÁCTICA / ESPIRITUAL

Los Apóstoles Pablo y Juan nos dan algunas ideas prácticas sobre cómo reconocer las influencias demoníacas o espíritus del mal.
1. Preste Atención Al Tipo De Lenguaje Y Tono De Voz
"Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo" (1 Co 12:3). Muchas veces el lenguaje usado y el tono de voz pueden ser suficientes para conocer que usted está tratando con otra personalidad (demonio).

2. Pruebe Su Confesión

Cuando la persona está bajo el control o influencia del espíritu, esta prueba resultará: "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios...
En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;
Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios…" 1 Jn 4:1-3.