DERRIBE LOS IMPEDIMIENTOS.

 

Por: Siervo de Dios.J. Eduardo Sandoval

 

cambie

 

La gran mayoría de seres humanos hemos trataod o  vivimos con bloqueos, imposibilidades, empedimentos y obstáculos, los cuales pudieron haber sido adquiridos de los antepasados o por nuestros propios pecados, como tambien por nuestra forma de pensar,  por los formatos, impuestos, una vida con mentalidad de derrota, negativismo, envidia, egosimo, con falta de perdon, de queja son elementos que crean tambien barreras o bloqueos. los ue te hacer vivir o ser como tu piensas, la hipocrecia, que te hace mostra lo que no es, en lugar de ser genuino. salga del querer ser, por lo que debemos ser.

Lo serio se presenta cuando conociendo la luz, siendo cristianos, teniendo al Señor como Salvador y buscas vivir en obediencia; en ocasiones aun así no disfruta de las bendiciones. por no apoyarse en la fe, obrar conforme Hberos 11.1.

Existen bloqueos que no entendemos; es algo q el diablo ha peleado por todo el tiempo, le llamo un derecho legal, por lo que dije anteriormente, debemos renunciar a todo trato con las tinieblas y declarar anulado el muro o impedimento en el nombre del Señor Jesucristo. colocando nuestras vidas cuerpo alma y espíritu a la voluntad Divina. pero saber que el perdon, es hacerse libre, y amar es saber recibir.

El reconocer que haya obstáculos y buscar las razones, querer ser mejor es primordial para el crecimiento, en todas las areas del ser humano.

Las batallas espirituales se luchan en el espíritu, ucon un cambio renovando la mente, usando la fe, refuerzos vienen del cielo. Efesios 1: 17,23

"Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de el, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que el os ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cual la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual opero en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,  la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo".

Cuando yo medito en El, oro, busca sabiduría celestial en su presencia, los problemas se van cayendo. Cuando yo caigo en cuentas delante de quien me encuentro y el gran poder de Dios comienza a manifestarse, no hay principado que pueda seguir peleando contra mi.

Las batallas espirituales se luchan en lo espiritual, mas se necesita carácter para enfrentar como si fuera un combate terrenal.

 

"Las armas de nuestra milicia no son carnales...", 2 Corintios 10: 4

Ore con fe contra toda oposición que hay contra tu vida. Mas poder tiene la oración que todas las artimañas del enemigo.

Que se una oración de guerra, implorando ayuda de Dios.

Fue en el desierto donde Moisés vio las Espaldas de Dios y el RESPLANDOR se su Gloria.

Ha sido en tu desierto donde El ha quebrantado tu espíritu, donde tu has aprendido a depender de El. Esta batalla es tu vida es importante porque todos están mirando: Los demonios miran para ver si serás derrotado. Como León rugiente están esperando para ver si tu le des la oportunidad de destruirte.

El mundo mira, del resultado de tus acciones otros se pueden salvar. Aunque pienses que a la gente del mundo no le importa los resultados de tu fe, ellos están mirando para ver si tu Dios es poderoso.

Los ángeles están para ayudarnos.

No importa cuan fuerte esos muros que impiden tu bendición sean, con la oración estos se van a caer.

Muchas veces lo único que esta impidiendo la victoria eres tu, al igual que Israel fue quien detuvo la victoria por tanto tiempo. Los demonios te temen y tu ni lo sabes. Josué 5 1 Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron como Jehová había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo mas aliento en ellos delante de los hijos de Israel. Fíjate, el pueblo de Israel que estaba tan preocupado de los que sus enemigos le podían hacer a ellos y estos estaban temblando por causa de Israel. Tu andas tan temeroso, y tan preocupado cuando son tus enemigos los que andan temblando porque saben que eres un hijo del Dios viviente y que tu Padre es todopoderoso. Instrucciones para la victoria: Reconoce contra quien es tu guerra. 2 Corintios 10 3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, La guerra no es contra una persona. No es a la persona a la que tienes que destruir.

Las batallas espirituales se luchan en cielo. Efesios 1 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os de espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de el, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que el os ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, 19 y cual la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, 20 la cual opero en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero; 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. Cuando yo medito en El, oro, busca sabiduría celestial en su presencia, los problemas se van cayendo. Cuando yo caigo en cuentas delante de quien me encuentro y el gran poder de Dios comienza a manifestarse, no hay principado que pueda seguir peleando contra mi.

La Biblia afirma:

Efesios 2 4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amo, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6 y juntamente con el nos resucito, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. Si yo dependiera de mis fuerzas para hacer las cosas, muy poco seria lo que podría hacer.

Si yo dependiera de mi sabiduría, poco seria lo que podría deducir y planear.

Pero cuando entiendo que estoy juntamente con Cristo sentado en lugares celestiales y le doy espacio para que su grandeza se mueva a mi alrededor, entonces ¿podrá acaso cosa alguna resistirse a sus fuerzas y sabiduría?

Debemos ver nuestra batalla del punto de vista del cielo. Efesios 3 20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho mas abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, La Biblia dice que su poder esta activo en mi vida. Por eso es que tengo victorias. ¡Es su poder vivo en mi!

Satanás te quiere hacer pensar que tu batalla es contra otra persona; que tu batalla es entre tu y el. ¡Que equivocado esta! Mis batallas las pelea mi Cristo por mi, y la gran noticia es ¡que ya El venció hace mas de 2000 años! Todo lo que tu tienes que hacer es mirar la victoria y no la derrota.

Cierro dejándote estas palabras: Josué 6 12 Y Josué se levanto de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová. 13 Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente. 14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días. 15 Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces. 16 Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad. Tomo siete días de obediencia, pero la obediencia a Dios produjo como resultado una victoria que parecía imposible. Hay poder cuando te decides a seguir el consejo de Dios para tu vida. Un corazón humilde, El no lo despreciara.

Lucha por tu felicidad. Todo lo bueno cuesta. No te asustes por los problemas o las dificultades. En cada dificultad, levanta una oración y atrévete a mirar la Victoria con tus ojos espirituales. Ten Fe en el poder de Dios obrando en tu vida y en tu casa. Tu no puedes con todo pero el Dios que tu amas, ¡El si puede! Nunca te des por vencido. Si otros te desaniman con sus palabras, ignora esas palabras. Si te vienen con malas noticias, cree que pronto Dios enviara otras noticias mejores.  recuerda el Salmo 112. repita el Salmo 91 con autoridad sobre ti.

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.